Historia

Cuando se produjo en el año 1978 la fusión con el Cuerpo de Bomberos de La Florida una de las Compañías de esa institución paso al Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa con el número Diez. Por razones fáciles de comprender se toman en cuenta las condiciones operativas dramáticas en que se encontraban los Voluntarios floridanos esta primera Décima Compañía no pudo alcanzar el punto de desarrollo logrado por sus hermanas Novena y Undécima y hubo de disolverse.
Poco tiempo después cuando era ya un hecho indesmentible el crecimiento y densificación excepcionales de la comuna un grupo de Voluntarios asumió el compromiso de refundar la Compañía. Este propósito contó con el pleno respaldo del Directorio de Ñuñoa atendiendo en especial la necesidad de contar con un primer socorro en medio de un sector densamente poblado. En 1993 se declaró a la Décima Compañía en formación y al año siguiente fue reconocida e incorporada oficialmente en el cuadro general del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa.
Desde esa fecha hasta hoy esta compañía ha dado múltiples pruebas de encontrarse en un pie de madurez y eficiencia acorde con su condición de integrante de uno de los Cuerpo más prestigiosos del país.Nuestro lema es "PERSEVERAR EN SERVIR" evocando los lemas de las Compañías 4° y 8 ° de donde provenían algunos de los refundadores tales como Patricio Conejeros y Miguel Gálvez dos grandes pilares para nuestra Compañía.

Imprimir